Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Archivos

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Archivos de Castilla y León

Redes Sociales

  • Facebook
  • Youtube
Contenido principal. Saltar al inicio.

Regente del virrey de Nápoles

Documento 1

  • Ir a descargas

Carta del monarca Carlos I al Virrey de Nápoles (Pedro Álvarez de Toledo y Zúñiga, Marqués de Villafranca) sobre la designación de Juan de Figueroa como regente y asistente suyo en Nápoles y otros asuntos tocantes con aquel Reino. Ratisbona, 29 de julio de 1532.  

Acceso a la galería de imágenes de este documento

Tras el asedio sufrido por Viena en 1529 a manos de Solimán el Magnífico, las fronteras imperiales no estaban aseguradas. Una nueva incursión tres años más tarde del ejército otomano obligará a Carlos I a establecer su Corte en Ratisbona. Y será desde esta ciudad desde la que enviará una misiva a su virrey en Nápoles para comunicarle la designación de Juan Rodríguez de Figueroa como su regente y asistente, pero también para hacerle partícipe de otros aspectos relacionados con el gobierno de aquel territorio. Así, le traslada su decisión de revocar las mercedes concedidas por el Príncipe de Orange en su etapa de virrey en Nápoles, como también la voluntad del Papa de implantar un impuesto sobre los beneficios eclesiásticos, fruto del nuevo clima de entendimiento entre Papa y Emperador. No obstante en la propia misiva el Emperador se cuidará de advertir al virrey de que la recaudación debería hacerse con el menor daño y costa de nuestros súbditos que fuere posible y que no se de lugar a indebidas exacciones, en clara alusión a los abusos de poder de Pompeo Colonna como virrey, a los que también se refiere en la carta como el spolio del Cardenal Colonna.

Para una mejor comprensión del documento se reseñan a modo de glosario aquellos personajes, lugares o hechos destacados:

GLOSARIO DE PERSONAJES, LUGARES Y HECHOS DESTACADOS

Carlos I

Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico, llamado «el Emperador» o «el César» nació en Gante el 24 de febrero de 1500. Era hijo de Juana l de Castilla y Felipe el Hermoso. Por un complicado sistema de herencia y parentesco, se encontró gobernando pronto un vastísimo imperio: del padre obtuvo Borgoña y Flandes; de la madre, en 1516, Castilla, Aragón, los primeros establecimientos en América, el Reino de Nápoles, Sicilia y Cerdeña y desde 1520 el Sacro Imperio Romano Germánico de su abuelo Maximiliano.

Carlos I se convirtió en el monarca más poderoso de su época, con una enorme capacidad de decisión e influencia. No obstante el gobierno de este vasto conjunto territorial contó con no pocas dificultades debido a la dispersión de los territorios, su propia organización política, leyes e instituciones, así como dispares intereses. Todo ello motivó que Carlos I tuviera que hacer frente a conflictos internos como la Revuelta de las Comunidades de Castilla o las Germanías de Valencia, y a otros externos como las Guerras contra Francia, la lucha contra los protestantes y contra el Imperio Turco.
Fallecería en Cuacos de Yuste el 21 de septiembre de 1558, dos años después de haber renunciado a todos sus títulos (excepto los asociados a territorios alemanes) en favor de su hijo Felipe, que se convertiría en Felipe II de España.

Reino de Nápoles

Constituido como entidad independiente tras su escisión del reino de Sicilia durante las vísperas sicilianas de 1282, perdió su independencia en 1501 durante la guerra de Nápoles, cuando el rey Federico I de Nápoles fue destronado por las tropas de Francia y Aragón y su reino dividido entre ambos según lo establecido en el tratado de Granada de 1500.
En 1504, por el tratado de Lyon, Francia cedió la totalidad del reino de Nápoles a Aragón, que posteriormente lo integró al Imperio español.
Carlos I de España gobernaría el Reino de Nápoles como Carlos III con el título de Rex Neapolis.

Virreyes
Los virreyes eran figuras administrativas en el Imperio español encargadas de gobernar un reino en el nombre de la monarquía. Se generalizaron a partir de los Reyes Católicos y Carlos I por la acumulación de territorios y ante la imposibilidad de llevar un control centralizado. En cada reino se instituyó la figura del virrey y una serie de normas destinadas a imponer el poder real por encima de la nobleza y el clero.
En Nápoles, el virreinato se estableció entre 1503 y 1707.
Filiberto de Chalons, Príncipe de Orange (Virrey de Nápoles, 1528-1530)
Vivió entre 1502 y 1530. Aristócrata flamenco, vio confiscadas sus posesiones en los estados borgoñones por el rey Francisco I de Francia, por lo que fue un importante apoyo para Carlos I en sus luchas contra el rey francés. Destacado general, intervino en el Saco de Roma, donde fue herido con graves secuelas.
Fue nombrado Virrey de Nápoles en 1528 a la muerte de su predecesor, Hugo de Moncada, con quien estaba colaborando militarmente. Además fue nombrado Capitán General de las tropas imperiales en Italia.
Apenas residió en Nápoles, pues estaba ocupado en operaciones militares. De su gobierno allí se recuerda fundamentalmente la represión que infligió en el reino a los enemigos de la causa imperial, traducida en confiscaciones y duros castigos que aplicó a aquellos sectores de la nobleza que habían apoyado la causa francesa.
Falleció en 1530, tras el sitio de Florencia. 
Aparece citado en el documento con relación a la mercedes que había otorgado a los miembros del Consejo (Colateral, se entiende) y otros cargos judiciales y de hacienda.
Pompeo o Pompeyo Colonna (Virrey de Nápoles, 1530-1532)
Nacido en Roma, el 12 de mayo de 1479, y fallecido en Nápoles, el 28 de junio de 1532. Militar y eclesiástico italiano. Fue Virrey de Nápoles entre 1530 y 1532.
Fue fiel al Emperador Carlos I y como prueba de ello, protagonizó varios hechos bélicos. Uno de ellos fue el asalto a la Ciudad el Vaticano en 1526, durante la Guerra de la Liga de Cognac, librada entre España y el Sacro Imperio Romano Germánico contra una alianza que incluía Francia, el Papa Clemente VII, la República de Venecia, Inglaterra, el Ducado de Milán y la República de Florencia. Como consecuencia de ello, el Papa publicaría una bula declarándole rebelde y le privó del cardenalato y de todas sus dignidades y rentas eclesiásticas. Posteriormente intervino en el Saco de Roma de 1527. 
Ya como virrey en 1530 tendría muchas desavenencias con las autoridades locales, a raíz de la exigencia de nuevos impuestos para ayudar a cubrir los gastos bélicos del Imperio. Finalmente, Carlos I lo relevó del virreinato por los abusos cometidos en su gobierno.
Murió en junio de 1532 (el mes anterior a la fecha del documento). 
Aparece citado en el documento donde se habla del expolio del Cardenal Colonna, refiriéndose con ello seguramente a las duras exacciones fiscales que llevó a cabo antes de su destitución.
Marqués de Villafranca (Virrey de Nápoles, 1532-1553)

Pedro Álvarez de Toledo y Zúñiga, Marqués consorte de Villafranca del Bierzo. Nació en 1484 en Alba de Tormes, Salamanca, y falleció en 1553, en Florencia. Militar, político y mecenas de las Bellas Artes. Hijo del II Duque de Alba, Fadrique Álvarez de Toledo y Enríquez.
Contrajo matrimonio en 1503 con María Osorio y Pimentel, II Marquesa de Villafranca del Bierzo.
Luchó junto a Carlos I en la Guerra de las Comunidades y también en Italia, Flandes y Alemania.
Fue virrey de Nápoles entre 1532 y 1553 sucediendo al Cardenal Pompeyo Colonna.
Su llegada a Nápoles marcó un punto de inflexión en la historia del Reino. Los veinte años de su administración se caracterizaron por una reorganización socio-política, económica y de planificación importantes. Don Pedro convirtió a la ciudad de Nápoles en uno de los bastiones del Imperio español, actuando además como mecenas artístico.
En 1537 rechazó el ataque de los turcos a Nápoles. Falleció en Florencia en 1553 cuando se dirigía a la ciudad sitiada de Siena en calidad de Capitán General de los ejércitos españoles.

Es el destinatario de la misiva del Emperador Carlos I, quien le comunica el envío como asesor de Juan Rodríguez de Figueroa.

Consejo Colateral
Fue creado por Fernando el Católico en 1507 para el Reino de Nápoles con la clara finalidad de controlar los poderes del virrey y, a su vez, asistirle en el ejercicio de gobierno y en la emisión de documentos reales. Constituido como gobierno permanente, podía y debía gobernar en ausencia del virrey. Similar al Consejo de Aragón, era el órgano supremo en el ejercicio de funciones jurídicas (compuesto por el virrey y tres jurisconsultos). Fue uno de los órganos administrativos más importantes del Reino de Nápoles, junto con el Tribunal de la Vicaría y el Tribunal del Sacro Regio Consejo.
Mercedes
Eran gratificaciones de empleos, dignidades, rentas, títulos y otras dádivas concedidas como reconocimiento a los méritos realizados por algún oficial, funcionario o particular, entregados por la propia voluntad del rey o de otro señor o cargo.
En el documento que tratamos, se habla de las mercedes concedidas por el Príncipe de Orange a diversos oficiales de la administración del Reino de Nápoles durante su virreinato.
Suizos
“Conociendo lo que importa a nuestro servicio y bien de la cristiandad lo de los suizos…”
Puede hacer referencia a la guardia suiza, que quedó diezmada tras el Saqueo de Roma por las tropas imperiales en 1527 y que hubo que recomponer después.
También puede ser que se trate de las luchas contra los cantones suizos, que se desarrollaron durante mucho tiempo entre estos y la dinastía de los Habsburgo. 
Impuesto del Papa para la Guerra contra los Turcos
Después de los muchos enfrentamientos entre el Papa Clemente VII (1523-1534) y el Emperador Carlos I (alianza con Francisco I, Saco de Roma,…), en 1529 habían llegado a un acuerdo de paz y concordia. Fruto de ese entendimiento el Papa impuso la corona imperial a Carlos I en 1530, en Bolonia. Además, Clemente VII se negó al divorcio de Enrique VIII y Catalina de Aragón (tía del Emperador), lo que conllevó al cisma de la iglesia anglicana.
En ese período de buena relación con el papado se enmarca el documento dirigido al Virrey de Nápoles, en el que se habla de un nuevo impuesto decretado por el Papa sobre beneficios eclesiásticos para financiar la guerra contra el Imperio Turco, que venía ganando terreno en Europa Central tras la derrota sobre el Reino de Hungría y que se convertiría en una amenaza constante para el Imperio Español.
El documento hace mención a la petición del Papa para que ese impuesto se haga efectivo también en Nápoles. El Emperador acepta pero pide al virrey que se haga de forma justa, sin cobrar en exceso pues conoce las muchas exacciones que han tenido en los últimos tiempos (quizá el expolio del Cardenal Colonna).
Ratisbona
Ciudad alemana, capital del Alto Palatinado, en el Estado de Baviera, donde está firmado el documento. Además de centro político del Sacro Imperio Romano Germánico Carlos I establecería su corte el 28 de febrero de 1532 hasta el final del verano de ese año, con el telón de fondo de la expedición de Solimán el Magnífico sobre Viena, que ya había sido asediada en 1529. En esta ocasión la campaña se vería frustrada al encontrarse con un gran ejército apoyando a los defensores de la ciudad, al mando de Carlos I.
En esta ciudad nacería en 1545 Juan de Austria, hijo natural de Carlos I.