Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Archivos

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Archivos de Castilla y León

Redes Sociales

  • Facebook
  • Youtube
Contenido principal. Saltar al inicio.

Cámara Agraria Local de Alamedilla del Berrocal (Ávila)

Archivo:

Archivo Histórico Provincial de Ávila

Código de referencia:

ES-CYL-AHPAv-05001

Título:

Cámara Agraria Local de Alamedilla del Berrocal (Ávila)

Fechas:

  • 1946-1999

Nivel de Descripción:

Fondo

Volumen y soporte:

31 y una carpeta con carteles (15). También se trasfiere una monografía y dos revistas que se incorporan a la biblioteca auxiliar. Signaturas 18598 a 18628 y 500017.

Nombre del productor:

  • Cámara Agraria Local de Alamedilla del Berrocal (1977-1999)
  • Hermandad Sindical de Labradores y Ganaderos de Alamedilla del Berrocal (1964-1977)
  • Hermandad Sindical del Campo (1944-1963)

Historia Institucional:

Finales del siglo  XIX 

Las primeras asociaciones de agricultores y ganaderos surgieron a finales del siglo XIX como consecuencia de la promulgación de la Ley General de Asociaciones en 1887. En desarrollo de dicha Ley se dictó el Real Decreto de 14 de noviembre de 1890 que reguló en su articulado de forma detallada las Asociaciones agrarias denominadas Cámaras Agrícolas. Con anterioridad a la aprobación de dicha normativa, a principios del siglo XIX, regía el principio relativo a que los intereses agrarios eran gestionados por la Administración Central, a través del Ministerio de Fomento en primer lugar, y posteriormente a través del Ministerio de Agricultura.

Las mencionadas Cámaras Agrícolas eran asociaciones de adscripción voluntaria, que fueron calificadas como de interés público y que, una vez reconocidas como tales por el órgano competente en esa fecha -Ministerio de Fomento- pasaban a denominarse Cámaras Agrícolas Oficiales -se trataba en este punto de un sistema semejante al actual relativo a las Asociaciones de agricultores y ganaderos, que una vez reconocidas por la Dirección General de Producción Agropecuaria e inscritas en su Registro, pasan a adquirir la condición de Juntas Agropecuarias Locales.

Principios del siglo XX

Esas primeras Cámaras Agrícolas en el fondo eran verdaderos sindicatos agrícolas, por tener atribuidas funciones de defensa y fomento de intereses agrícolas. Pero junto a ellas coexistían los Sindicatos Agrícolas y las Comunidades de Labradores.

La dictadura de Primo de Rivera y los consejos provinciales agropecuarios

Mediante el Real Decreto Ley de 27 de julio de 1929 nacieron los Consejos Provinciales Agropecuarios en las Diputaciones Provinciales. Se intenta de esta forma suprimir las Cámaras Agrícolas Oficiales constituidas en 1919 y reconducir la organización corporativa de agricultores y ganaderos a la Administración Local.

Estas nuevas entidades corporativas constituyeron el primer precedente de la posterior organización vertical del régimen franquista, diseñado por el Ministerio de Trabajo, cuyo artífice fue don Eduardo Aunós.

La atribución de estas competencias a las Diputaciones lleva consigo el recargo de hasta un 5% de la contribución rústica.

A continuación, por el Real Decreto de 6 de septiembre de 1929 se instauraron las Cámaras de la Propiedad Rústica en cada una de las provincias, en aras de la promoción del fomento y de la defensa de los intereses generales de la propiedad rústica, lo que supuso la total extinción de las Cámaras Agrícolas Oficiales.

Con la caída la Dictadura se procedió a suprimir, tanto los Consejos Provinciales Agropecuarios como las Cámaras de la Propiedad Rústica, volviendo a restablecer las antiguas Cámaras Agrícolas Oficiales a principios de 1930.

Las cámaras agrarias en la II República

Con la II República se disolvieron las Juntas Directivas de las Cámaras Agrícolas Oficiales y se reemplazaron por Comisiones Gestoras, que tuvieron competencias de mero trámite hasta que se procediese a una regulación minuciosa de estas Corporaciones.

Con el Decreto de 28 de abril de 1933 se instituyeron las nuevas Cámaras Agrarias, disolviéndose las Comisiones Gestoras y constituyéndose Comisiones Organizadoras de las nuevas Cámaras. Su naturaleza jurídica era la de Corporaciones Oficiales, bajo la dependencia del Ministerio de Agricultura y que paradójicamente carecían de socios agricultores. Tampoco se integraron en estas Cámaras a las Comunidades de Labradores que ejercían, como ya hemos indicado, funciones de policía rural, ni a las Comunidades de Regantes.

Por el contrario, la integración sí que alcanzó a los Sindicatos Agrícolas y a las Cámaras Agrícolas Locales constituidas a partir de 1890.

Estas Cámaras Agrarias eran eminentemente órganos de consulta y colaboración de la Administración Agraria, sometidas al control presupuestario del Ministerio de Agricultura. Desde el punto de vista organizativo, contaban con una Asamblea en la que estaban representados los Sindicatos.

Las hermandades sindicales de labradores y ganaderos

Una vez finalizada la Guerra Civil en el año 1939-, el nacimiento legislativo de las Hermandades Sindicales de Labradores y Ganaderos - como veremos ut infra, tanto a nivel local como provincial- tuvo lugar con la promulgación de la Ley de Bases de la Organización Sindical de 6 de diciembre de 1940.

Posteriormente, mediante la Ley de 2 de septiembre de 1941 se integraron definitivamente en la Organización Sindical los Sindicatos Agrícolas, las Cajas Rurales, las Cooperativas, etc., agrupándose los servicios que estas entidades sindicales venían prestando en una Red sindical Local. Las citadas Hermandades Sindicales tenían encomendada la representación y disciplina de los intereses económico-sociales del agro español y sus funciones se extendían al orden social, económico, asistencial, comunal, de asesoramiento y colaboración con el Estado.

Las Hermandades Sindicales Provinciales convivieron hasta el año 1947 con las Cámaras Oficiales Agrícolas y el Consejo Superior de Cámaras. En ese año, mediante Decreto de 18 de abril, se fusionaron, creándose las Cámaras Oficiales Sindicales Agrarias (C.O.S.A.), cuya naturaleza jurídica respondía al de una Corporación de Derecho Público.

Después de la constitución española de 1978 y una vez promulgado en 1983 el estatuto de autonomía de Castilla y León  

Ratificada la Constitución Española de 27 de diciembre de 1978, que consagró el derecho de asociación y la libertad de afiliación, no había motivo para mantener por más tiempo la situación entonces existente, por lo que se procedió a devolver al sector agrario la plenitud de sus derechos en igualdad de condiciones que el resto de los sectores productivos.

En materia económica de estas Corporaciones se dictó el Real Decreto 2474/1979, de 14 de septiembre, por el que se aprueba el Régimen económico de las Cámaras Agrarias, así como el de sus Federaciones y Confederación (B.O.E. nº 259, de 29 de octubre de 1979).

Funciones 

Sus funciones son, entre otras, además de administrar sus recursos y patrimonio (que puede provenir de los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma y de los de otras Administraciones, así como de los rendimientos y productos de sus bienes y derechos, y de las adquisiciones a título lucrativo que pudieran recibir), el actuar como entidades de consulta y colaboración con la Administración de la Junta de Castilla y León en materias de interés agrario, emitiendo informes o estudios. A tal fin podrán ser consultadas o solicitarse su colaboración en las siguientes cuestiones, sin que esta enumeración alcance la categoría de numerus clausus:

  • Iniciativas para mejorar la productividad agraria.
  • Ordenación del territorio y defensa de la naturaleza.
  • Régimen de tenencia de la tierra.
  • Reforma y desarrollo agrario.
  • Informes y estudios sobre la situación agronómica.
  • Programas de investigación agraria aplicada.
  • Mercados agrarios y ordenación de producciones.
  • Denominaciones de origen.
  • Difusión de conocimientos técnicos.
  • Informes a la Administración sobre infracciones de la legislación, en especial alteraciones o fraudes de productos agrarios.
  • Confección de censos agrarios.
También pueden ejercer las competencias que en ellas delegue la Junta de Castilla y León como son la elaboración y actualización del censo para las elecciones a Cámaras Agrarias Provinciales, la  colaboración en la promoción de productos y prácticas agropecuarias y en la elaboración de información estadística agraria, el archivo y custodia de la documentación existente en las Cámaras Agrarias Locales y otros servicios conforme a la legislación vigente.

Historia Archivística:

Esta documentación ha sido trasladada al Archivo Histórico Provincial por operarios del Ayuntamiento de Ávila desde los locales que ocupó la Hermandad y luego Cámara Agraria Local de Alamedilla del Berrocal. De acuerdo con el primer libro de actas conservado la primera sesión es del 30 de julio de 1950 y en el primer libro registro de socios, el primer asiento es de 1 de mayo de 1951. Aunque hay documentación anterior: 1946, “Reparto municipal de pastos”. También ingresa con la documentación algunos ejemplares de publicaciones periódicas y 12 carteles de diversas procedencias. Con esta documentación se trasladó dos legajos con documentación municipal y una carpeta con documentación del Juzgado de Paz y del Registro Civil. Se devuelven al Ayuntamiento de Ávila.

Forma de Ingreso:

Transferencia

Alcance y Contenido:

La serie más voluminosa es la de correspondencia y circulares, procedente de los diferentes organismos con los que tenía relación.

Organización:

Cuadro de clasificación

  1. - Gobierno
  2. - Secretaría
  3. - Gestión Económica
  4. - Personal
  5. - Estadística
  6. - Socios

Condiciones de Acceso:

Acceso según lo dispuesto en: Real Decreto 1708/2011, de 18 de noviembre, por el que se establece el Sistema Español de Archivos y se regula el Sistema de Archivos de la Administración General del Estado y de sus Organismos Públicos y su régimen de acceso. (BOE nº 284, 25-11-2011, CAPÍTULO IV, Procedimiento de acceso a documentos y archivos. Artículo 28.) Ley 6/91, de 19 de abril, de Archivos y Patrimonio Documental de Castilla y León: Artículo 21 b) Ley Orgánica 1/1982 de Protección del Derecho al honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la propia imagen. Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento general de protección de datos). Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales. Ley 39/2015, de 1 de octubre, del procedimiento administrativo común de las administraciones públicas (BOE 2 octubre).

Lengua/Escritura de la Documentación:

  • Castellano

Instrumentos de la descripción:

Idd 103

Nota de publicaciones:

Francisco González Sánchez Girón: La hermandad sindical: doctrina-práctica funcional. Su legislación y formularios. Madrid, 1955.

https://agriculturaganaderia.jcyl.es/web/jcyl/AgriculturaGanaderia/es/Plantilla100/1142937422438/_/_/_

Censo guía de Archivos de España e Iberoamérica
http://censoarchivos.mcu.es/CensoGuia/fondoDetail.htm?id=1430586

Reglas o normas:

  • Manual de Descripción Multinivel: Propuesta de adaptación de las normas internacionales de descripción archivística / Cood. José Luis Bonal Zazo, Juan José Generelo Lanaspa y Carlos Travesí de Diego.- [Valladolid]. Junta de Castilla y León. 2002

Fecha de la descripción:

Octubre 2019

Ultima revisión:

Junio 2020