Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Archivos

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Archivos de Castilla y León

Redes Sociales

  • Facebook
  • Youtube
Contenido principal. Saltar al inicio.

El Rector y la Comisión Provincial de Monumentos

  • Ir a descargas

Ver galería de imágenes

(Textos extraídos del artículo "Unamuno y el patrimonio artístico de la Universidad de Salamanca", de Laureano Robles)

1905

El joven Rector, Miguel de Unamuno, que llegó a la Universidad como el caballo de Atila, pisando fuerte y con aire de modernidad, decidió un día limpiarla por dentro y por fuera. Corrían los primeros días de enero de 1905. Un día, con aires iconoclastas —según la oposición—, mandó se quitasen del claustro bajo todos los cuadros que colgaban de sus muros, y fuesen a parar a una trastera o almacén de materiales fuera de servicio. Enterado de ello la Comisión provincial de Monumentos, acordó ésta, en sesión del 16 de enero, solicitar del Rector de nuestra Universidad que los cediera al Museo Provincial, previo inventarío, donde estarían mejor guardados y servirían para incrementar el exiguo patrimonio artístico del mismo; deseo que le fue expresado por carta el 24 de enero, y firmada por el entonces Secretario de la Comisión de Monumentos, Santiago Martínez.

Descarga del documento tipo PDF. Abre una nueva ventanaCarta de la Comisión Provincial de Monumentos al Rector. 1905 (1.678 kbytes)

Apenas recibida la mencionada carta, Unamuno, con la misma fecha, escribe otra accediendo a ello; al mismo tiempo que da las órdenes oportunas al Conserje de la Universidad, Domingo Pascual, para que se los lleve; no sin antes poner su grano de sal, como era habitual en él, dado su carácter y personalidad. Según el Rector los mencionados cuadros, sin valor artístico, no sólo afeaban el claustro, sino que estaban siendo elemento «de lamentable educación anti-estética para los alumnos»; no tienen interés histórico alguno, aunque hayan permanecido durante años expuestos a las miradas de las gentes y de los visitantes ilustres o no de nuestra Universidad. Dado que sólo son estorbo en la Universidad hacen bien en llevárselos, y espera que no desmerezcan en el Museo al lado de otros del mismo rango. Idea ésta que vuelve a repetir en carta, de la misma fecha, dirigida esta vez al Presidente de la Comisión, a quien agradece se los lleve al Museo.

Descarga del documento tipo PDF. Abre una nueva ventanaContestación del Rector a la Comisión Provincial de Monumentos. 1905 (1.241 kbytes)

El 3 de febrero, Domingo Pascual, Conserje de la Universidad, hace una relación de lo que pueden llevarse. Un total de doce cuadros de reyes, más un busto en yeso de Calderón de la Barca.

El gesto de Unamuno, si por un lado motivó el agradecimiento por parte de la Comisión de Monumentos, por otro, su estilo y formas de actuar displicentes, provocaron las iras de los directivos de la Comisión. El 13 de febrero, reunida de nuevo la Comisión de Monumentos, acuerda dar las gracias al Rector por el gesto que tuvo de remitir los cuadros al Museo, no sin añadir —por otro lado—, una enérgica protesta por las palabras vertidas en su carta. Cosa que llevó a cabo, en carta que le dirigen con fecha del 18 del mismo mes, en la que puntualmente le reprocharán sus aires de suficiencia y su actitud iconoclasta.

Descarga del documento tipo PDF. Abre una nueva ventanaEscrito de la Comisión Provincial de Monumentos. 1905 (1.611 kbytes)

1909-1913

La Comisión provincial de Monumentos, consciente de las ideas del Rector y de sus aires antimonárquicos, aprovechó de nuevo la ocasión, sabiendo que le sería propicia, para solicitar de él nuevos cuadros y obras de arte. Reunidos en comisión sus miembros acordaron, en la sesión del 19 de junio de 1909, solicitar del Rector de la Universidad los retratos de Reyes, colgados en las paredes del Paraninfo universitario, así como los capiteles, escudos y tallas de piedra de la antigua Casa Rectoral y Hospital universitario. El entonces Secretario interino de dicha Comisión de Monumentos, Jacinto Vázquez de Parga, así se lo formulará en carta fechada en Salamanca el 22 de junio de 1909.

Descarga del documento tipo PDF. Abre una nueva ventanaComunicación de la Comisión Provincial de Monumentos. 1909 (786 kbytes)

Unamuno, gustoso, contestó, de inmediato al día siguiente, 23 de junio, accediendo a ello.

Descarga del documento tipo PDF. Abre una nueva ventanaContestación del Rector al escrito de la Comisión Provincial de Monumentos. 1909 (811 kbytes)

Dos semanas más tarde, el 9 de julio, el Conserje de la Universidad, Domingo Pascual, redactó una relación de cuanto podían llevarse. Un total de 37 piezas: 17 cuadros de reyes, 9 de Rectores, 8 medallones y 3 estatuas. Vázquez de Parga y Pedro Cuenca, por parte de la Comisión de Monumentos, se hicieron cargo de ellos.

Descarga del documento tipo PDF. Abre una nueva ventanaRelación de los cuadros cedidos provisionalmente al Museo Provincial. 1909 (1.799 kbytes)

El 29 de enero de 1913, el Rector se dirigía de nuevo al Presidente de la Comisión provincial, esta vez para solicitar de él que el retrato e Carlos IV, que había sido cedido al Museo provincial, volviese a la Universidad y fuera entregado al Conserje de la misma, Agustín Becerra; quien, en efecto lo recibe dos días más tarde, el 31 de enero.

Descarga del documento tipo PDF. Abre una nueva ventanaComunicación del Rector a la Comisión Provincial de Monumentos. 1913 (602 kbytes)

Descarga del documento tipo PDF. Abre una nueva ventanaDocumento del Conserje de la Universidad testimoniando la recepción de un cuadro. 1913 (529 kbytes)