Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Archivos

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Archivos de Castilla y León

Redes Sociales

  • Facebook
  • Youtube
Contenido principal. Saltar al inicio.

Una Plaza, 120 años

El centro de las ciudades (en este caso, Soria) evoluciona como la vida de las gentes que las habitan. Poder ver la misma plaza durante 120 años nos deja vislumbrar los cambios en las costumbres, en las vestimentas, en la arquitectura…

Hasta el propio nombre del lugar se ha ido adaptando a las circunstancias del momento. Primero fue la “Plaza de la Fuente del Campo” y vio llegar a los ganados del cercano “Ferial” a su abrevadero. Más tarde, el arquitecto municipal Ramón Martiarena, proyectó en 1931, un jardín con bancos y farolas para dotar al espacio de un aspecto más “urbano”. En el centro colocó una fuente-surtidor, que hizo que desde entonces, popularmente, se conociera como “Plaza del Chupete”.

El nombre oficial, desde los años treinta, y hasta la actualidad, es el de “Plaza de Mariano Granados” en homenaje a un insigne filántropo soriano. Dos décadas más tarde la construcción en su zona central de un gran Monumento dedicado al General Yagüe provocó que los vecinos la llamaran popularmente “Plaza del Monumento”. El enorme monolito contempló el progresivo aumento del tráfico en sus inmediaciones y fue testigo de los paseos de los sorianos hacia el parque cercano hasta que los avatares de la historia y el Ayuntamiento decidieron dar un nuevo giro al paisaje del lugar. En 1999 el águila y los grandes escudos fueron desmantelados. Actualmente, el centro de la glorieta esta ocupado con una estatua en homenaje a D. Antonio Machado, colocada en conmemoración de los cien años de su llegada a Soria.

Probablemente, este no será el último cambio que vivirá la plaza, cada generación dejará en ella su impronta. Como espacio vivo se adecuará a las nuevas necesidades o gustos de los que transitan por ella. Otras voces le pondrán otros nombres, pero siempre podrán recordar su pasado a través de estas imágenes.